8 consideraciones para sacar el mayor partido a tus cañas de oboe.

cañas oboe

Las cañas son el corazón de los oboes. Son las piezas que hacen que la música brote limpia y bonita en este instrumento. Sin embargo, estas herramientas son delicadas y suelen romperse al poco tiempo del uso, especialmente si no se cuidan bien. Su precio puede variar desde los 8€ hasta los 20€ puesto que llevan parte de proceso realizado a mano y otra parte de la producción que es respaldada por maquinaria profesional.

Cada caña es tan única como su oboísta. Nunca hay dos iguales y por eso es muy importante saber reconocer una buena caña  que se adapte bien a ti para poder sacarle el máximo partido.

Te dejamos 8 consideraciones y consejos que en Medina Reeds encontramos muy útiles para alargar la vida de tus cañas.

  1. Las cañas que están limpias trabajan siempre mejor: cuida de tu caña y asegúrate de limpiarla bien de vez en cuando, te ayudará a que no pierda vibración. Recomendamos hacerlo con un material delicado como puede ser papel de fumar, alambre o limpiapipas.
  2. A mayor simetría, mejor trabajo. La estética no lo es todo pero las cañas más simétricas suelen ser las que mejor sonido generan (siempre hay excepciones ¡claro!).
  3. Ten en consideración la dureza de la caña en base a tu nivel como oboísta. Las cañas pueden ser suaves, medio-suaves, medias, medio-duras y duras. Si eres principiante, una caña suave te funcionará mejor aunque su sonido puede ser un no tan redondo como con un material más resistente. Poco a poco podrás ir probando cañas de mayor dureza para que el sonido vaya cogiendo una tonalidad más armónica. En este enlace encuentras distintos tipos de cañas según el nivel del oboísta y la dureza del material: cañas oboe.
  4. Para probar la caña, te recomendamos sumergirla con la punta hacia abajo en un recipiente con agua durante un par de minutos. Al soplar debería hacer un sonido de ‘cacareo’ que te permita sentir si funciona o no correctamente, percibiendo el ronquido en los diferentes registros de armónicos de la caña.
  5. Para que se conserven correctamente recomendamos guardarlas en un estuche rígido, donde no se estropeen las puntas, sobretodo.
  6. La utilización de la caña hará que esta se deteriore. Una forma de que se mantenga correctamente durante más tiempo es el raspado. Si eres principiante, pide ayuda a tu profesor. Si ya dominas bien las cañas, las herramientas que se recomiendan para que esta tarea se realice correctamente son: una navaja especializada , pestaña, tudelero o mandril, también un caballete de ébano y un bloque del mismo material, el alambre… todos ellos, los puedes encontrar dentro de nuestros Kits de herramientas.
  7. Con el tiempo las cañas también pueden empezar a perder aire a través de los lados. En este caso recomendamos envolver las partes inferior de la pala, donde se junta con el hilo, con un pequeño trozo de film transparente, teniendo cuidado de no cubrir el raspado en absoluto. Y si hiciese falta, también ponerle, o cambiarle el alambre de lugar. Esto ayudará a la caña a alargarle la vida.
  8. No juzgues tu caña a la ligera. Si no te gusta el sonido es porque probablemente no se adapta 100% a ti pero quizás a otra persona esa misma caña le funcione de maravilla. Pero tranquil@, todo se puede adaptar. Si necesitas ayuda, siempre estamos dispuesto en Medina Reeds a ayudarte. Lo importante es no frustrarse y seguir probando hasta dar con la tuya.

Ahora solo te queda encontrar a tu proveedor de confianza o dedicarle tú mismo tiempo a crear tus propias cañas 😊

Eso sí, recuerda que en Medina Reeds podemos crear tu caña de oboe personalizada. Estamos aquí para ayudarte y por eso hemos decidido darte estos consejos tan útiles.

¡Esperamos que te gusten!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito